Agua de mar

Agua de mar isotónica natural

El agua marina isotónica natural se extrae del agua salina del mar, tiene propiedades naturales compuestas por su morfología volcánica y una gran concentración de minerales gracias a las corrientes oceánicas.


Rioka agua de mar

Agua de marina Holoslife

Mediterráneamente agua de mar

Agua de marina Aqua

Odomer agua de mar

Agua de marina Ola!

Otras aguas de mar


Este tipo de agua concentra gran cantidad de sales minerales y se necesita un proceso de disolución para obtener la concentración perfecta para nuestro cuerpo. Pasado este proceso, el agua se denomina Agua de Mar Isotónica.

Es especialmente aconsejable para las personas que hacen deporte, ya que, aporta rápidamente las sales minerales que se han perdido durante el ejercicio. Además rehidrata nuestro cuerpo, ayudando también a la recuperación muscular.

¿Por qué beber agua de mar?

El agua de marina es un excelente nutriente. Todos los elementos esenciales para la constitución de los carbohidratos, las grasas y las proteínas, imprescindibles para la vida de los organismos, se encuentran en el agua de mar.

El agua de mar  isotónica también es apta y muy recomendable para cocinar alimentos, al poseer, como hemos comentado, una gran cantidad de minerales, entre los que se encuentra el hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, magnesio, manganeso, sodio, potasio, calcio, hierro, fósforo, flúor, sílice y yodo. Todos estos minerales aportan a los alimentos diferentes sabores y matices, realzando su sabor original, algo que no se consigue con la sal común.

beber agua de mar

Beber agua marina isotónica, también ayuda a eliminar las bacterias nocivas sin perjudicar a las buenas, en contraposición a los antibióticos farmacéuticos que eliminan indiscriminadamente, tanto células beneficiosas, como perjudiciales.

El agua como nutriente se puede tomar de forma hipertónica (sin rebajar) o isotónica (rebajada en la proporción de tres cuartas partes de agua dulce y una cuarta parte de agua de mar).

Recomendaciones para beber agua marina

En el primer caso hay que beberla a pequeños sorbos, con un cierto espaciado de tiempo, que puede oscilar entre los 15 o 20 minutos. Hay que advertir que puede ser contraproducente para algunas personas beberla de esta manera.

Mientras que si es agua marina isotónica, es decir, está rebajada, se tomará en pequeños vasos, pero también de forma espaciada para evitar que la acumulación de sal en el intestino tenga un efecto laxante. Se recomienda la ingesta de una cantidad de un cuarto de litro al día de agua de mar isotónica excepto si se tienen problemas renales o de hipertensión.